Rodrigo Rodríguez Hans, Alcalde de Cañada Rosal: “En Cañada, gracias al Grupo de Desarrollo Rural Campiña Alcores, se han desarrollado proyectos interesantes que quizás no se hubiesen hecho de otro modo”

Rodrigo Rodríguez Hans es alcalde de la localidad de Cañada Rosal desde enero de 2016. Durante su mandato, se han llevado a cabo importantes proyectos en la localidad carrosaleña, algunos de ellos subvencionados por el Grupo de Desarrollo Rural Campiña Alcores, como es el caso de la rehabilitación de la Casa Consistorial del municipio. Por todo ello, hemos querido mantener una conversación con Rodrigo Rodríguez Hans acerca de la importancia del grupo en la localidad y en el resto del territorio.

 

PREGUNTA: ¿Qué papel desempeña el Grupo de Desarrollo Rural Campiña Alcores en el territorio?

RESPUESTA: El fin y la razón de ser del Grupo de Desarrollo en nuestra zona es el impulso de toda la economía. Pero no solo la economía y el desarrollo económico e industrial, agropecuario o de otra índole. También el desarrollo social, compartir a través de distintas formas de ver la realidad, como son la pública, la privada, la asociativa… Compartir todas las formas de ver la realidad y tomar decisiones que sirvan para el progreso y el desarrollo, en definitiva, de nuestros municipios y de nuestra comarca en su conjunto.

 P: Desde su punto de vista como alcalde, ¿qué beneficios ha aportado el Grupo de Desarrollo Rural al territorio en su conjunto? ¿Y a Cañada Rosal en concreto?

R: Una de las más evidentes es la captación de fondos europeos que hacen que distintas personas con una idea, emprendedores, puedan tener una oportunidad, puedan tener una ayuda que buena falta hace. También qué proyectos sociales del tejido asociativo puedan tener una fuente de apoyo, de financiación y de interrelación con otros entes que no sería posible de otra forma.

En el caso de Cañada, se han desarrollado proyectos interesantes, que se han dedicado especialmente a dotar de medios y recursos al turismo, a la incipiente vía de turismo que pudiéramos tener en nuestro pueblo. Es un pueblo pequeño con relativamente poca historia desde su fundación con un patrimonio material concreto. Que pueda tener recursos, pueda sacar proyectos y poner en valor nuestra historia, nuestras raíces, nuestra cultura… En definitiva, poner en valor ciertos aspectos que quizás no se hubieran hecho desde otro foro u otra fuente de financiación o colaboración.

 P: La Asociación del Grupo de Desarrollo Rural Campiña Alcores engloba no solo a entidades públicas, como puede ser el caso del Ayuntamiento, también otro tipo de entidades como empresas o asociaciones. ¿Conoce más entidades de su municipio que participen en el Grupo de Desarrollo Rural? ¿Conoce alguna que sería necesario que estuviese?

R: Cañada Rosal es un pueblo pequeño, que tampoco está en torno a una capital ni justo en la autovía, estamos un poquito separados. Pero, sin embargo, es un pueblo con un importante sector industrial y de servicios. Somos el municipio con mayor porcentaje de autónomos de Sevilla. Hay concretamente una cooperativa, que es el pulmón económico y social de Cañada, que es COENCA, la Cooperativa de Envases de Cañada. Y la más importante de nuestro municipio que forma parte del grupo. También otra empresa privada, Productos Álvarez, una empresa en expansión y con muy buena proyección que también participa activamente en el grupo, además de nuestro ayuntamiento directamente. Entiendo que es una buena representación de nuestro municipio porque son dos entidades que funcionan muy bien y tienen mucho que aportar. En un momento dado, tienen la posibilidad de acogerse a ciertas ayudas que siempre vienen bien.

Realmente, nuestro municipio es un municipio con muchísima actividad asociativa, con muchos autónomos. Tenemos el sector agrícola y en menor medida el ganadero, no en el volumen quizás de otros pueblos de carácter rural pero sí en importantes dimensiones. En cualquier caso, cualquier entidad o cualquier asociación o empresa podría aportar seguro mucho en el grupo y desde aquí, si hay alguien que estuviera interesado, les animo a que conozcan el funcionamiento de este grupo y si lo desean se puede articular la forma para que formen parte.

 

“Tenemos que combinar el control de fondos y subvenciones con la agilidad, todo aquello que no sea ágil puede dejar de ser útil”

 

P: ¿Conoce alguna entidad que colabore en la ejecución de políticas en el territorio que tengan la participación ciudadana como el Grupo de Desarrollo Rural, en la que participen entidades públicas, privada con ánimo de lucro y sin ánimo de lucro?

R: Existen ciertos entes que quizás se puedan asemejar, pero no con la idea de desarrollo y centrados en el progreso de nuestro territorio tanto como el Grupo de Desarrollo Rural. Tiene por otro lado sus inconvenientes, fundamentalmente los burocráticos y las condiciones que cualquier fondo público requiere, no puede ser de otra manera, pero tiene su parte menos ágil. Sin embargo, creo que el fondo y lo que se pretende con el grupo, esa idea y esa apuesta creo que no existe en otros colectivos o foros. Nosotros [Cañada Rosal] por ejemplo, pertenecemos también a la Cámara de Comercio alemana. También pueden hacerse ciertas colaboraciones y actuaciones que pueden beneficiar a ambas partes, mezclando intereses públicos y privados, pero ni muchísimo menos tiene el fondo y la proyección del Grupo de Desarrollo Rural que yo creo que son una herramienta importante y necesaria.

 P: ¿Qué sugerencias haría usted para mejorar el sistema de gestión del Grupo de Desarrollo Rural si es que tiene alguna?

R: Yo creo que es importante agilizar. Creo que el control de cualquier proyecto y céntimo de dinero público que salga tiene que estar perfectamente fiscalizado, pero quizás se debería de articular, en este caso por parte de la Junta de Andalucía, la forma de agilizar los trámites, los tiempos. Y que el emprendedor, alguien que tenga una idea tenga esa inmediatez dentro de lo posible, ese apoyo relativamente rápido. Tenemos que combinar el control de fondos y subvenciones con la agilidad, porque todo aquello que no sea ágil puede ser que deje de ser útil.

 

 “La idea de este ayuntamiento es poner encima de la mesa todas las herramientas para que los emprendedores se sientan respaldados por las instituciones”

 

P: Teniendo en cuenta a todos los proyectos públicos y privados, ¿qué proyectos se han llevado a cabo en Cañada Rosal gracias a las subvenciones y ayudas del Grupo de Desarrollo Rural? ¿Destacaría alguno en concreto?

R: En este último año, en el marco en el que estamos ahora mismo, se ha llevado a cabo un proyecto de rehabilitación parcial o remodelación de la casa consistorial. Lo que fue la antigua biblioteca se ha convertido en un espacio de uso frecuente, tanto para el ayuntamiento como para asociaciones, de todos aquellos colectivos que sean necesarios, especialmente los culturales, como la asociación de amigos 27 de agosto. Se ha actuado también en el salón de plenos, que al igual que este espacio tiene un carácter público y abierto de muchísimo tránsito y todo esto se ha enmarcado en la conmemoración del 150 Aniversario de las Nuevas Poblaciones, que fue el proyecto con el que se iniciaron Cañada Rosal y el resto de los municipios. Esto se ha enmarcado ahí y se ha querido hacer énfasis en que sirviera para poner en valor parte de nuestro patrimonio y darle uso público, ya que se trata de una antigua casa de labranza colonial.

Tenemos ya prevista una solicitud enfocada a la ampliación de nuestro centro cívico para centro de formación. La idea es equipar de mobiliario y equipamiento informático de cara a tener espacios de formación y espacios también de emprendimiento. La idea de este ayuntamiento es poner encima de la mesa todas las herramientas posibles para que aquel que tenga un proyecto se sienta respaldado por las instituciones públicas, en este caso el ayuntamiento. No siempre es fácil, porque a veces tenemos que entrar en ámbitos que no son de nuestra competencia, pero todo lo que esté en nuestra mano lo vamos a hacer. Especialmente me centraría en las personas más jóvenes que tienen ganas de apostar por su municipio, por su pueblo, aunque sea un pueblo pequeño porque entre todos tenemos que construir el futuro, en este caso de Cañada Rosal.

 

“Tenemos que poner los medios y seguir trabajando para apoyar los jóvenes con talento”

 

P: ¿Qué mejoras, a nivel social, económico… han supuesto la realización de estos proyectos en Cañada Rosal?

R: Es una ayuda importante, por supuesto. Este ayuntamiento se financia con distintos fondos de otras instancias, de otras administraciones. En este caso, estos fondos sirven para cuestiones muy concretas que quizás, de otra manera, no se enfocarían. Muchas veces, en los ayuntamientos se tiende a ir a lo más concreto: arreglar una calle, cambiar las farolas… pero también hay que tener altura de miras y poner en valor ciertas ideas que sirvan para ir más allá, para seguir avanzando y para eso también ha servido el Grupo de Desarrollo Rural.

P:  Desde el GDR se intenta dar respuesta a las necesidades concretas de un territorio. Atendiendo a las necesidades actuales y futuras, ¿qué tipo de proyectos cree que deberían potenciarse a partir de ahora en la comarca, y en concreto en su localidad?

R: Creo que tenemos que dar posibilidad a las personas jóvenes, especialmente a las personas jóvenes con formación, que tenemos en nuestro territorio, el mayor talento y el mayor recurso que tenemos en nuestra comarca. Tenemos que ser capaces de intentar dar espacios de oportunidad y creo que eso es lo fundamental. Hay sectores que hay que proteger, economías que proteger, ayudar y fomentar, por supuesto; el sector agrario, ganadero, el sector en nuestro caso también una parte alimentario e industrial o agropecuario… Pero si yo tuviera que priorizar, mirando al futuro, pensaría en cómo seguir transformando nuestra realidad y como darles la oportunidad a estas personas jóvenes con formación, con ideas, con proyectos, inquietudes… Creo que ahí es donde tenemos que estar las instituciones públicas y hacer énfasis.  

P: Uno de los problemas que más afectan al medio rural es la despoblación. ¿Cómo contribuye el Grupo de Desarrollo Rural Campiña Alcores y sus proyectos a evitar que la juventud se marche hacia otros lugares? ¿Se le ocurre algún tipo de proyectos que debiera trabajar el Grupo de Desarrollo Rural en ese sentido?

R: Ahora, después del confinamiento y el teletrabajo, estamos viendo que realmente no existe una capital o un pueblo, si llega Internet. Estar en Cañada hoy en día a muchos niveles es casi lo mismo que estar en Nueva York. Vemos que es posible, que existen los medios, para estar en el mundo y competir en el mundo, estando en el municipio más pequeño de la provincia. Como es posible y estamos viendo que es posible, tenemos que poner los medios y seguir trabajando. Es una pena que personas con formación y ganas tengan que irse de nuestro pueblo y estamos viendo, aunque afortunadamente no es un problema en nuestra zona, problemas graves de despoblación. Precisamente nuestro municipio y las Nuevas Poblaciones en general se crearon para luchar contra ese despoblamiento y apostar por un sistema descentralizado. Ahí tenemos que dar la batalla.

¿Cómo ha apostado el Grupo de Desarrollo Rural a esto? Yo creo que desde hace años está insistiendo, sobre todo en incluir nuevas tecnologías para ser competitivos y a la vez para relacionarnos con nuestro entorno que es el mundo. Creo que quizás el Grupo de Desarrollo Rural ha conseguido que ciertas empresas dieran el paso e innovaran y fuesen pioneros en desarrollo de ciertas tecnologías que hoy en día los hacen estar donde están y competir como lo hacen. 

P: Otro de los objetivos que se persigue desde el Grupo de Desarrollo Rural es la igualdad entre hombres y mujeres. ¿Cómo se enfrenta el territorio de Cañada Rosal a este aspecto? ¿Son muchas las mujeres que se animan a presentar proyectos o aún queda trabajo por hacer en esta línea? ¿Se le ocurre algún tipo de proyectos que debiera trabajar el GDR en ese sentido?

R: En nuestro caso, tenemos que decir que afortunadamente la situación en la que estamos se ha avanzado muchísimo. No diré que la mujer está en total igualdad porque desgraciadamente eso no existe en nuestra sociedad, pero sí que se han dado pasos muy importantes. Muchos proyectos están liderados por mujeres valientes, que compaginan su vida personal y concilian su vida familiar con llevar adelante su proyecto. Pero tenemos mucho todavía que avanzar y trabajar para la plena igualdad, para romper ese techo de cristal de las mujeres y que seguiremos viendo en muchos casos cómo todavía hay ciertos cortapisas. Queda mucho y creo que es una política transversal. No creo que debamos centrarlo en un proyecto concreto. Creo que todo lo que haga el grupo, al igual que todo lo que haga nuestro ayuntamiento u otras instituciones, debe tener la transversalidad de estas políticas. Creo que es un error centrarlo o aislarlo en un único proyecto.

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies